Tratamiento en Parálisis Cerebral Infantil

Hace unos días celebrábamos el Día Mundial de la Parálisis Cerebral (#DMPC)- el primer miércoles de octubre- y por ello hoy queremos hablar sobre ella, centrándonos en el tipo de terapias que puede necesitar un niño con PC.

Definición

En la actualidad existe un consenso en considerar la parálisis cerebral (PC) como un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura, causantes de limitación de la actividad, que son atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o primeros años.(1)

Trastornos en la Parálisis Cerebral

 El trastorno motor de la PC con frecuencia se acompaña de trastornos sensoriales, cognitivos, de la comunicación, perceptivos y/o de conducta, y/o por epilepsia. (1)

Además, pueden darse otro tipo de complicaciones (alteraciones ortopédicas, problemas digestivos, respiratorios, bucales, etc).

El proceso terapéutico en la Parálisis Cerebral

La parálisis cerebral, al ser un síndrome tan variable en cuanto a los trastornos que comprende, requiere una intervención integral a través de un equipo interdisciplinar, que lleve a cabo un tratamiento completo y coordinado. Cada caso es diferente, y la gravedad de los trastornos también, por lo que ni todos los niños necesitarán lo mismo, ni el tratamiento deberá tener la misma intensidad, ni la misma duración en todos los casos.

Todos los profesionales que intervengan en el proceso terapéutico, no sólo deben coordinarse entre ellos, sino también con la familia, dando pautas, compartiendo objetivos, centrándose en lo que el niño necesita según sus características individuales y su entorno.tratamiento parálisis cerebral

Fisioterapia:

Desde el área de fisioterapia, el profesional se encarga de facilitar el movimiento y la postura, de manera que el niño adquiera patrones de movimiento normales, funcionales, y económicos (es decir, que supongan menor gasto energético – menor fatiga- y no impliquen grupos musculares que no tienen por qué participar en la tarea). Para facilitar este movimiento normal, se encargará de normalizar el tono muscular (cuando existe hipertonía o hipotonía) y la sensibilidad (táctil, profunda, propioceptiva…), prevenir las retracciones musculares y mejorar el movimiento articular, facilitar el equilibrio, el apoyo, etc.

Cuando existen problemas respiratorios, el fisioterapeuta también interviene en ello, mejorando la mecánica ventilatoria, ayudando a expulsar hipersecreciones, etc.  A nivel orofacial, se coordina con el logopeda para ayudar a potenciar la musculatura y lograr un tono y una función adecuados para la deglución, el control de la saliva, el habla…

En coordinación con el terapeuta ocupacional, puede asesorar sobre el uso de ortesis y otro tipo de productos de apoyo (standing, bipedestadores, asientos pélvicos, silla de ruedas, splints…).

Terapia Ocupacional:

El objetivo principal del terapeuta ocupacional es conseguir la mayor independencia posible del niño en las actividades de la vida diaria, tanto básicas (alimentación, vestido, higiene y aseo personal, sexualidad, etc.) como instrumentales (ocio, manejo del dinero, uso del transporte público…). Para ello, trabaja las diferentes destrezas necesarias para cada tarea (destreza manual, atención, integración de la información sensitiva, fuerza muscular, memoria, etc.), entrena las actividades (por ejemplo, ponerse la camiseta o cepillarse los dientes), y cuando es necesario, asesora sobre las adaptaciones que hacen falta cuando la tarea no se puede realizar de manera completamente autónoma (como engrosar un cubierto, confeccionar una adaptación para la escritura, el uso de un comunicador, adaptación de juegos de ordenador, adaptación del entorno: rampas, adaptación del baño…).

Además, tiene un papel muy importante en el posicionamiento: además de asesorar sobre la postura correcta, tanto en la silla de ruedas como en otros productos de apoyo, confecciona férulas: por ejemplo, una férula para prevenir que la hipertonía del brazo lleve a una retracción de la musculatura y se pierda movilidad articular. La terapia de la mano es una función muy especial en terapia ocupacional: destreza manual, normalización del tono, etc., para conseguir la máxima funcionalidad de los miembros superiores.

Logopedia:tratamiento paralisis cerebral

El logopeda diagnostica y trata aquellos problemas relacionados con la comunicación y la alimentación. Corrige las alteraciones en la comprensión del  lenguaje y la expresión (articulación del habla, voz, respiración, etc.). Cuando es necesario, enseña al niño estrategias alternativas o aumentativas de comunicación (pictogramas, lengua de signos…).

También interviene en la alimentación y la deglución. Con el uso de diferentes técnicas, trata la disfagia, el bruxismo, las alteraciones de la sensibilidad orofacial, el control de la saliva, la coordinación de los órganos bucofonatorios…  Enseña pautas a los padres para dar de comer, y más adelante, para introducir sin riesgo los diferentes alimentos, entrenando con el niño las distintas texturas, temperaturas y consistencias.

Psicología:

La figura del psicólogo es necesaria cuando existen problemas cognitivos o un retraso en la adquisición de los hitos relacionados con la resolución de problemas, la comunicación, las habilidades afectivo- sociales, etc. Componentes como la atención, la memoria, la velocidad de procesamiento, la orientación temporo-espacial o el razonamiento abstracto, son trabajados por este profesional. Por ello, su intervención es fundamental para el desarrollo del aprendizaje.

La intervención completa

La intervención debe estar centrada en la persona y su entorno. El aprendizaje del niño no sólo se limita a la terapia por parte de los profesionales especializados, sino que en el proceso también participan la familia, cuidadores, etc. El equipo profesional, coordinado por un tutor,  debe apoyar a la familia y ofrecer visitas domiciliarias.

Referencias

1.    Póo- Argüelles P: Parálisis Cerebral Infantil. Protocolos diagnóstico terapéuticos de la AEP: Neurología Pediátrica. 2008; 36: 271-277. Asociación Española de Pediatría.

2.    Bobath B, Bobath, K: El desarrollo motor en los distintos tipos de parálisis cerebral. Panamericana, Buenos Aires, 2000(8)

3.       Macías- Merlo ML, Fagoaga- Mata J: Fisioterapia en Pediatría. McGraw-Hill Interamericana, 2002.

4.       Centro de Educación Infantil y Atención Temprana UCV: Documentos del Modelo de Atención Temprana Centrado en la Familia.